Medios & Periodismo

El otro día una persona muy especial me habló de la diferencia entre ideal e ídolo. Un ideal es una idea cargada de la energía romántica y pura que tenemos todos en la adolescencia. Es en esta etapa cuando nacen nuestros más profundos anhelos. El ideal suele materializarse en una persona, que será el objeto de nuestro profundo enamoramiento o en algún quehacer que pretende cambiar el orden de las cosas. Los ídolos son pasiones momentáneas que en el fondo no casan bien con la vida interior de uno.

En mi caso, el periodismo se materializó como un ideal primero y como un ídolo después. En cuanto a ideal, probablemente tuvo que ver el hecho de que mi abuelo paterno había sido periodista tanto en España como en Latinoamérica, concretamente en Venezuela y Colombia, donde nació mi querido padre. Y también tuvo que ver con mi pasión desde niña por la lectura y por la escritura. De todas las modalidades de periodismo, la que más me atraía era el arte de la entrevista. Extraer la esencia de un personaje que consideraba interesante era para mi el arte más fascinante. Devoraba la sección de entrevistas de Ana Romero en El Mundo y veía con atención las que hacía Jesús Quintero en televisión. A Jesús le conocí en una librería en Madrid con 20 años y me invitó a que me tomara un café con él. Estuve a muy poco de dejar la carrera de derecho para convertirme en su más fiel discípula, pero mi vena más racional lo impidió.

Después de ejercer como columnista y redactora en El Confidencial, me dí cuenta de que el ideal periodístico tenía en mi caso una parte de ídolo encubierto. El ejercicio del periodismo en España no va con mi persona en términos absolutos. Es decir, la dinámica de la profesión en España no concuerda con mis tiempos internos, mi necesidad de reflexionar bien los temas, de centrarme en temas que no parecen importar en exceso a los lectores españoles, como los perfiles largos que publica el New Yorker, o la profundidad de un artículo bien investigado. Para estas piezas es preciso documentarse bien y seguir el rigor del método que aprendí en su día en la Universidad de Columbia.

Después de estos años, mis ideales en el género de la entrevista se han ampliado a dos internacionales:

charlie-roseKrista Tippett.

ccp_200Las entrevistas que más sigo se publican cada finde en el famoso Lunch with the FT

Lunch-with-the-FTfinalcover

Aquí van algunas recomendaciones de libros relacionados con el periodismo que me han marcado a lo largo de estos años.

“The Elements of Journalism” de Kovach & Rosenstiel es el mejor resumen de los principios donde debería asentarse la práctica del periodismo. La seriedad de esta cita pone de manifiesto la importancia que la actividad tiene en Estados Unidos.

Journalism is the closest thing I have to a religion, because I believe deeply in the role and responsibility the journalists have to the people of a self-governing community.”

Bill Kovach, former Washington bureau chief of The New York Times and former editor of the Atlanta Journal-Constitution

41WGZWF06FL“Letters to a Young Journalist” es otro de los libros que me marcó durante mi año en Columbia. El profesor Samuel Freedman era uno de los más exigentes y duros de la universidad. Probablemente el ejercicio de su dureza aspiraba a destruir muchas de las idolatrías que muchos de nosotros vivíamos con la ignorancia característica de esa edad. Freedman quería despojar al ídolo de toda fantasía y despertar en nosotros la pureza del ideal. En algunos casos, los alumnos abandonaban y en otros, afloraba un talento desbocado.

9780465024551_custom-1a6403024419f97f8faf6d97d2fe0bec22b7d1ef-s400-c85Otro libro que me ayudó mucho a escribir de manera más efectiva y más cercana a mi voz fue el de William Zinsser, “On Writing Well”. Tuve el lujo y la suerte de ser su alumna en clases particulares durante algunos meses y fue una experiencia de desbloqueo armonioso. Le estaré eternamente agradecida.

william_zinsser_on_writing_well.large“Investigative Reporter’s Handbook” es una guía excelente para cualquier periodista de investigación. A mi me ayudó mucho durante los meses de trabajo en el proyecto National Security vs. Freedom, que hicimos los seleccionados en el primer News 21 de Carnegie y Knight. En este libro se condensan los A, B y Cs para llevar a cabo el proceso de investigar un tema. 51XHE8Y37DL._SY344_BO1,204,203,200_Mi doctorado me está llevando a leer libros como “Communication Power” donde Manuel Castells ahonda en el por qué, el cómo y el por quién de las relaciones de poder ejercidas a través de procesos de comunicación. También en cómo pueden los actores sociales alterar estas relaciones de poder influyendo en la opinión pública.

41zeuyPk3RLMi eterna mentora, Anya Schiffrin, editó un libro interesante sobre la cobertura que ha hecho la prensa económica durante esta crisis financiera. No es un ejercicio académico sino más bien periodístico o de divulgación. Las conclusiones sobre el papel de los medios, aún los más financieramente potentes, en la crisis son ilustrativas de su precariedad y de sus deficiencias en el modelo de negocio. También deja entrever la influencia de los mercados en los medios.

1325930631814

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s